Física y Química‎ > ‎Recursos‎ > ‎

Recursos sobre estrategias resolución problemas

En física y química la mayor parte de la evaluación es mediante problemas, se tiene la competencia para resolver problemas.
Aparte de tener conocimientos teóricos y aplicarlos, y de haberse enfrentado y practicado ciertos tipos de problemas, es interesante mencionar ideas generales sobre estrategias de resolución de problemas

Estrategias para problemas en general

Las estrategias para problemas generales pueden ser demasiado genéricas para problemas de física y química, pero a veces no está de más echar un vistazo a algunas ideas. En general resolver problemas suele tener una aproximación al planteamiento matemático, lo que ocurre también en física y química.

ESTRATEGIAS EN LA RESOLUCION DE PROBLEMAS
http://www.unizar.es/ttm/2007-08/ESTRATEGIASI.pdf

Rosa Viar Pérez, I.E.S. “Conde de Aranda” ALAGON, 9 de Noviembre de 2007


RESOLUCION DE PROBLEMAS. DIFERENTES CLASES Y MÉTODOS DE RESOLUCIÓN. PLANIFICACIÓN, GESTIÓN DE LOS RECURSOS, REPRESENTACIÓN, INTERPRETACIÓN Y VALORACIÓN DE LOS RESULTADOS. ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN EDUCATIVA.
http://www.cprceuta.es/CPPSXXI/Modulo%204/Archivos/Matematicas/DOC_GONZ_MARI/MODELIZACION%20Y%20RESOLUCION%20DE%20PROBLEMAS/Resoluci%C3%B3n%20de%20problemas.pdf
Curso CEP Ceuta, Fundamento y práctica de la competencia matemática, 3 y 4 de marzo de 2009, RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS DE MATEMÁTICAS, González Marí, J. L. Didactica de la Matemática, UMA

Estrategias para problemas física

En el libro Sears Zemansky de Física Universitaria hay un índice inicial "ESTRATEGIAS PARA RESOLVER PROBLEMAS", y aparte de "Cómo resolver problemas de física", luego hay estrategias concretas para ciertos tipos.
Un resumen breve de la estrategia general, para la que se indican 4 pasos:
  • IDENTIFICAR los conceptos pertinentes
  • PLANTEAR el problema
  • EJECUTAR la solución
  • EVALUAR la respuesta
Enrique García de Bustos Sierra, licenciamiento no detallado

Estrategias para resolver problemas de Física
Josep Lluís Rodríguez
http://www.unedcervera.com/c3900038/estrategias/
(en 2016 la última modificación es en 2003)

Estrategias para problemas química

Estrategias para problemas química
http://www.unne.edu.ar/unnevieja/Web/cyt/cyt/exactas/e-048.pdf
Resolución de Problemas en Química General. Metodología de Trabajo de los Alumnos.
Nuñez*, María B. - Okulik*, Nora B. -Aguado*, María I. -Castro**, Eduardo A.∗ Dpto. de Química, Facultad de Agroindustrias - UNNE.

Información extraída de la introducción http://www2.uah.es/edejesus/resumenes/QG/intro.pdf de Resúmenes de Química General (1º Farmacia Plan antiguo),  Ernesto de Jesús Alcañiz http://www2.uah.es/edejesus/resumenes/QG.htm

Normas generales para la resolución de problemas (Extraídas del libro de problemas de C. J. Willis)

1 ¡Razonar positivamente! El alumno ha de convencerse de que el problema puede resolverlo un estudiante que tenga sus conocimientos. Evidentemente, si alguien se dice a sí mismo que el problema no tiene solución, se está complicando la vida. Es muy probable que aquello que preocupaba no intervenga en el cálculo, o pueda hallarse a partir de la información de que se dispone.
2 Leer cuidadosamente la pregunta. Asombra saber los puntos que los estudiantes pierden en los exámenes por no haber leído la pregunta. No resulta útil buscar complicaciones calculando algo que no se pedía; además, no dan ningún punto por eso.
3 Recordar las definiciones. Si un químico escribe: «La disolución tenía una concentración 1,85 molar» está diciendo que cada litro contenía 1,85 moles de soluto. Para comprender la frase hay que entender los términos «disolución», «mol» y «soluto». Sin una comprensión inmediata de los términos fundamentales no cabe esperar resolver ningún problema.
4 Escribir una ecuación ajustada para cualquier reacción que se plantee. Para cualquier cálculo que implique una reacción química, se escribirá su ecuación, la cual suministra un gran volumen de información. Pero hay que asegurarse de que la ecuación está ajustada, porque el no hacerlo llevará con frecuencia a una respuesta incorrecta.
5 Identificar lo que se pregunta. Se ha de releer la pregunta y determinar qué es lo que piden concretamente que se calcule. Se establecerá un símbolo para representar la magnitud a calcular. A veces el símbolo es evidente (V para volumen, T para temperatura, etc.). Otras veces se utilizarán símbolos generales como x, y, etc. Siempre se escribirá de modo claro lo que significa cada símbolo.
6 Plantear una ecuación que permita calcular la incógnita. Evidentemente, esta etapa es clave en la resolución de un problema, y lo único que puede ayudar a hacerlo correctamente es la práctica. Una técnica sencilla y a menudo útil para plantear una ecuación es invertir el problema. Muchos estudiantes calculan con suma facilidad, por ejemplo, la molaridad a partir de la concentración en gramos por litro y la masa molar, pero son incapaces de calcular la masa molar a partir de la concentración en gramos por litro y la molaridad. Sin embargo, si se piensa un sólo instante se comprende que ambos son el mismo problema. El primero se resuelve a partir de la relación Molaridad = concentración en gramos por litro/Masa molar, mientras que el segundo sólo precisa de la
reordenación de la relación anterior: Masa Molar = concentración en gramos por litro/Molaridad.
7 Reducir el número de incógnitas de la ecuación. Si se llega a una ecuación con más de una incógnita será necesario buscar más información en los datos iniciales, en la ecuación química, etc.
8 Aplicar los valores numéricos de las constantes, etc., y efectuar las operaciones necesarias para resolver la ecuación. Muchos problemas se complican al final debido a simples errores aritméticos, que, en gran parte, se deben a descuidos. Hay que conocer perfectamente las características de la calculadora usada y poner especial cuidado en las cifras significativas (ver siguiente apartado).
9 Leer la respuesta. ¿Es razonable? Algunas veces no habrá forma de saber si la respuesta es correcta o errónea, pero muy a menudo se puede comprobar. Una masa molecular de 0,33 o un contenido en carbono del 170% son resultados imposibles. Es posible cerciorarse de si la respuesta concuerda con los datos iniciales o satisface la ecuación.
10 ¡Leer la pregunta otra vez! ¿Se ha contestado por completo? ¿Se calculó realmente la magnitud que se pedía? ¿Había más de un apartado en el problema? ¿Se utilizaron todos los datos? (Si no se emplearon es necesario comprobar que no se necesitaban) ¿Se ha expresado la respuesta en las unidades apropiadas?¿Se han escrito las unidades al lado de las respuestas numéricas?

(Donde se indica "ver siguiente apartado" se coloca en página aparte asociada a cifras significativas)

Comments