Competencias

El término competencias es polisémico:

  • Competencias en el sentido de capacidades, competencia matemática
  • Competencias a nivel de jerarquía de administraciones, la competencia es estatal o autonómica

Se introducen en LOMCE, y existe legislación asociada

RECOMENDACIÓN DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 18 de diciembre de 2006 sobre las competencias clave para el aprendizaje permanente (2006/962/CE)

RECOMENDACIÓN DEL CONSEJO de 22 de mayo de 2018 relativa a las competencias clave para el aprendizaje permanente

Orden ECD/65/2015, de 21 de enero, por la que se describen las relaciones entre las competencias, los contenidos y los criterios de evaluación de la educación primaria, la educación secundaria obligatoria y el bachillerato.

En Ideas clave de la LOMLOE - Raúl Diego
Página 38 de 52 se comparan competencias 2006 vs 2018. Siguen siendo 8, pero cambian nombres

11 diciembre 2019. Hilo, se puede ver entero en thread reader app
twitter Acontrapelo1/status/1204881730466918400
Como veo que hay gente que no sabe de dónde viene el enfoque por competencias, vamos a hacer un hilo para explicar por qué es un planteamiento neoliberal que se está implantando a nivel global. AVISO: Esto va ser un poco largo y con muchas capturas de texto
Estos son los economistas Gary Becker y Theodore W. Schultz. En los 60 desarrollaron la teoría del capital humano. Concibieron la educación como un factor de producción más, del que depende el crecimiento económico de un país por sus efectos en la productividad.
Así, la educación es vista como una inversión que debe producir sus tasas de retorno. La teoría tiene la ventaja de librar al sistema de cualquier responsabilidad en el fracaso de los individuos, haciéndola recaer completamente sobre estos por no haber invertido adecuadamente en su educación.
Este es David McClelland, psicólogo especializado en gestión de recursos humanos y motivación. En 1973 publicó un artículo titulado “Testing for competence rather than for ‘intelligence’”. Hacía notar que los tests de CI y pruebas de aptitud escolar no eran buenos para predecir el éxito laboral. En otras palabras, no informaban bien acerca del valor real del capital humano. Proponía otro enfoque, centrado en las competencias.
Por aquellas mismas fechas, la UNESCO publica un informe titulado “Aprender a ser”, dirigido por Edgar Fauré.
Se trataba de ir diseñando los sistemas educativos del futuro para producir el “hombre nuevo” adaptado a las necesidades de la incipiente sociedad capitalista científico-técnológica. Veamos unos extractos:


Mientras tanto, en 1968 se había creado el CERI (Center for Educational Research and Innovation), en el marco de la OCDE. Una organización, recordemos, centrada en el diseño de políticas económicas. El CERI desarrollará distintos programas para ir definiendo las competencias, +
Por ejemplo, el proyecto INES sobre Indicadores de Sistemas Nacionales de Educación en 1987, a partir del cual se desarrollaron, entre otros, el proyecto de Competencias Curriculares Transversales (CCC) y el de Indicadores de Capital Humano (HCI). Estos sirvieron de base para el proyecto DeSeCo (Definición y Selección de Competencias) a partir de los primeros resultados del programa PISA. Luego volveremos a DeSeCo.
Antes tenemos que ver qué pasaba mientras en la UE, por entonces aun llamada CEE, de la mano de un personaje crucial: Jaques Delors. Presidente de la Comisión Europea entre 1985 y 1995. Artífice de la unión monetaria y, para lo que aquí nos interesa, promotor de dos libros blancos de enorme importancia para la implantación del modelo educativo por competencias. El primero, de 1993, era este:
En él encontramos lo siguente. Léase atentamente, especialmente lo relativo al “principio fundamental de las diferentes categorías de acciones que deberán emprenderse” en los sistemas educativos.


Dos años más tarde la CEE da a conocer un nuevo libro blanco centrado en la educación. Se llamaba ‘Enseñar y aprender. Hacia la sociedad cognitiva’. La propuesta clave era desarrollar ’tarjetas personales de competencias’ para que cada cual construya su cualificación.


Además, otro de los objetivos era acercar la escuela a la empresa.Todo ello, naturalmente, concebido en términos de valorización del capital humano. Aunque se diga que no hay que “reducir la finalidad de la educación al empleo”, todo apunta en esa dirección.

Acabado su mandato en la Comisión, Delors se pasa a la UNESCO, donde dirige un famoso informe publicado en 1996, ‘La Educación Encierra un Tesoro’, que actualiza el de Fauré. En él plantea los 4 pilares de la educación: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a vivir juntos. Respecto al aprender a conocer la descripción empieza así: “este tipo de aprendizaje, que tiende menos a la adquisición de conocimientos clasificados y codificados que al dominio de los instrumentos mismos del saber [?] puede considerarse a la ver medio y finalidad de la vida humana”. Pero es en el desarrollo del aprender a hacer donde nos encontramos con la noción de competencia ¿Recordamos lo de acercar la escuela a la empresa y la valorización del capital humano? Pues…

Al año siguiente la OCDE inicia el programa PISA y se pone en marcha el proyecto DeSeCo. En 1999 todavía no estaba muy claro qué quería decir exactamente el concepto de ‘competencia’ y cómo medir a partir de él el capital humano.



Volviendo a la UE, en el año 2000 la Estrategia de Lisboa fijó como objetivo hacer de Europa “la economía basada en el conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de crecer económicamente de manera sostenible con más y mejores empleos y con mayor cohesión social”.
Para ello era esencial la Estrategia Europea de Educación y Formación (ET2010). Fue en el contexto de esa estrategia en el que finalmente se publicó en 2006 un marco de referencia europeo (en España, la LOE ya había incorporado ese mismo año las competencias a la legislación):
Si habéis llegado hasta aquí y leído las capturas ya sabéis que todo gira en torno al capital humano y la noción de empleabilidad. Pero ¿qué pasa con el mercado laboral? Pues que lleva décadas mostrando una tendencia a la polarización. La OCDE lo dice así:

Si el mercado se configura, según la teoría del capital humano, como una compra-venta de competencias, y dada la tendencia a la polarización, cabe decir que la inversión pública en la educación de los que aspirarán a empleos de baja cualificación es económicamente ineficiente.
Les bastará con adquirir las competencias clave genéricas para su reciclaje continuo (educación para toda la vida). Así lo explica Nico Hirtt, en Educar bajo la dictadura del mercado de trabajo:


Ahora me decís lo que queráis de que lo de las compentencias es muy innovador y es para favorecer el aprendizaje o cualquier otro mantra de la propaganda diseñada para hacernos tragar. No, es una estafa educativa que va contra los alumnos y contra los docentes. Bonus de la CEOE:



En PERFIL DE SALIDA DEL ALUMNADO AL TÉRMINO DE LA EDUCACIÓN BÁSICA, DOCUMENTO BASE MARCO CURRICULAR DE LA LOMLOE (marzo 2021)

La elaboración de este perfil parte de una visión a la vez estructural y funcional (OCDE-DeSeCo, 2002) de las competencias que debe orientar el objetivo que debe alcanzar el alumnado al concluir su educación obligatoria. El referente esencial para identificar las competencias clave para el aprendizaje permanente que han de conformar el Perfil de salida es la Recomendación del Consejo de la Unión Europea de 2018, que define dichas competencias como «aquellas que todas las personas necesitan para su realización y desarrollo personales, su empleabilidad, integración social, estilo de vida sostenible, éxito en la vida en sociedades pacíficas, modo de vida saludable y ciudadanía activa».
El anclaje del Perfil de salida a la Recomendación del Consejo proporciona un importante valor añadido en el proceso hacia la deseable homologación europea e internacional de las enseñanzas que constituyen la educación básica del sistema educativo español. Se da con ello un paso alineado con la visión del aprendizaje, el estudio y la investigación europeas para el año 2025 recogido en Refuerzo de la identidad europea a través de la educación y la cultura,el documento que recoge los acuerdos adoptados en la reunión informal de los Jefes de Estado o de Gobierno de Gotemburgo, en noviembre de 2017.

Cita

RECOMENDACIÓN DEL CONSEJO de 22 de mayo de 2018 relativa a las competencias clave para el aprendizaje permanente (2018/C 189/01)

Refuerzo de la identidad europea a través de la educación y la cultura. Contribución de la Comisión al almuerzo de trabajo de los dirigentes, Gotemburgo, 17 de noviembre de 2017 : la escuela de gobernanza europea y transnacional

Refuerzo de la Identidad Europea a través de la Educación y la Cultura. Contribución de la Comisión al almuerzo de trabajo de los dirigentes, Gotemburgo, 17 de noviembre de 2017 INNOVACIÓN Y COMPETENCIA DIGITAL EN EL ÁMBITO DE LA EDUCACIÓN
Se citan competencias

SITUACIÓN ACTUAL
44 % de los europeos no tienen competencias digitales básicas
90 % de los puestos de trabajo exigirá cierto nivel de competencias digitales en el futuro Diciembre de 2016: puesta en marcha de la Coalición por las competencias y empleos digitales para
formar a las personas en competencias digitales.
PRINCIPALES LOGROS HASTA LA FECHA
18 Estados miembros han adoptado estrategias sobre competencias digitales encaminadas
a mejorar la alfabetización y competencias digitales o están en proceso de hacerlo: Bulgaria, Chequia, Dinamarca, Alemania, Estonia, Irlanda, Grecia, España, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Hungría, Malta, los Países Bajos, Austria, Portugal, Eslovenia y el Reino Unido.

BONUS TRACK Veo que ese documento de la Unión Europea junto a lo anterior sobre competencias indica esto

65% de los niños que comienzan la escuela primaria desarrollarán su carrera profesional en trabajos que no existen ahora mismo

Que es un mito, comentado aquí El futuro de la educación: el 65% de no-sé-quién va a hacer no-sé-qué - elpais.com
Expertos repiten, sin citar fuentes, que dos tercios de estudiantes tendrán empleos que no existen aún

twitter sdinhamunimelb/status/1294755124619776000
What happened when France moved from a knowledge to a skills based curriculum

Explicando el declive educativo de Finlandia - unestalalalba.blogspot.com

“El uso frecuente de estrategias didácticas autodirigidas y autónomas o de materiales de aprendizaje digitales en el colegio, estaba asociado con unos resultados de aprendizaje más bajos de los estudiantes en un amplio rango de ámbitos de conocimiento. Por contra, las estrategias didácticas dirigidas por el profesor, estaban vinculadas a unos resultados de aprendizaje más altos. Aún más allá, el uso frecuente de materiales de aprendizaje digitales o de estrategias didácticas autodirigidas tenía un impacto más negativo en los resultados de aprendizaje de los alumnos de un contexto socieconómico de riesgo”

¿Qué tiene que enseñar la escuela? Educación abre el melón del cambio del currículo educativo - eldiario.es
Aunque existe bastante unanimidad en torno a la necesidad de cambiar un currículo “obsoleto y enciclopédico” que prima la memorización de conocimientos, la apuesta del Ministerio por un modelo competencial y transversal no acaba de convencer a todos

Prop del 80% dels docents de secundària prefereixen els continguts - fundacioepisteme.cat

El Batxillerat s’ha convertit recentment en un tema central de debat educatiu. Una enquesta realitzada telemàticament per la Fundació Episteme a un univers aproximat de 1.200 docents d’ensenyament secundari mostra que prop del 80% (77.1 %) opina que l’ensenyament basat en continguts serveix per assolir un millor aprenentatge, mentre que només un 22,5 % considera millor l’educació per competències.

Las competencias, eje vertebrador del modelo curricular de la Lomloe - eldiariodelaeducacion.com

twitter PascualGil1/status/1509589197857959940
HILO. Más allá de la “cronologicidad” de la Historia en la LOMLOE…
Las palabras “gestión” o “gestionar” aparecen 139 veces en el decreto LOMLOE de la ESO, en 219 páginas. La palabra “Filosofía” aparece 0 veces. No es un análisis sesudo ni elevado, pero sí me parece sintomático del estado de salud del sistema educativo de un país, y del país.
Y con esto no busco atacar a la LOMLOE porque odio al PSOE o me gusta el PP o patatas. No es ningún secreto para nadie mi inclinación decididamente marxista, mi ácida aproximación materialista y, claro está, mi rechazo absoluto al paradigma pedagógico imperante desde hace décadas
al que considero totalmente mediatizado en sus formas y en sus fines por la cosmovisión parcial e interesada que impone un modelo socioeconómico hegemónico que busca someter a sus lógicas a personas e instituciones, entre ellas la escuela.
Sí, he leído el currículo de la LOMLOE. Sí, se puede leer la ley y discrepar total o parcialmente. Y yo discrepo porque, precisamente, veo en la LOMLOE un pasito más en pos de esa escuela demasiado alineada con lo que que dicen que la “sociedad” (en realidad, el mercado) demanda.

twitter followero/status/1519679910738075650
Esto os va encantar (bueno, a alguno puede que no): Resulta que me he puesto a hacer los deberes y he empezado a leerme la LOMLOE. Más de uno tendrá presente el desplante triunfalista de algunos al sugerir: “Chupaos esa, obsoletos, que LA LEY ahora prescribe el enfoque competencial y vuestra obsesión con el CONOCIMIENTO pasará a la historia”. En sus mentes la asimilación de conceptos está llamada a desaparecer porque la desterrarán las competencias clave, unas esencias inefables de imprecisa y ambigua definición “que no sé definir pero yo me entiendo”, han llegado a decir algunos como si no resultase fundamental contar con una definición precisa, unívoca y compartida para operar profesionalmente en una categoría que exige coordinación. Bueno, así pues, en anteriores capítulos de “Yo y mis competencias”:
En anteriores capítulos de “Yo y mis competencias”: El cabecilla del equipo de 7 “técnicos” que dan forma a la LOMLOE, el lisensiado César Coll, confiesa su pesar al intentar acordar una definición de competencias. César Coll: “Sería un gran logro que el Ministerio y las CCAA consensuaran los mínimos del nuevo currículo” Entrevista publicada hace justo 366 días.
De hecho, cuando se filtró el borrador del currículo este -sorprendentemente- no contenía las definiciones básicas, que es algo así como parirlo muerto. Total, que se ve que tiraron por el camino de enmedio y convinieron en que “nosotros, lo que diga Europa”.
Pero vamos, literalmente, lo que diga Europa. Como si les diera vergüencita simplemente transcribirlas ellos. Te citan el documento al que tienes que ir si quieres enterarte de lo que son las dichosas competencias clave.
Total, que vas al documento de marras, la Recomendación del Consejo de la U.E. de fecha 22 de mayo de 2018 y, tras 6 páginas de bla, bla, bla, en un anexo encuentras por fin la codiciada definición de competencias clave que reza tal que así:

Competencias clave
A efectos de esta Recomendación, se definen las competencias como una combinación de conocimientos, capacidades y actitudes, en las que:
d) los conocimientos se componen de hechos y cifras, conceptos, ideas y teorías que ya están establecidos y apoyan la comprensión de un área o tema concretos;
e) las capacidades se definen como la habilidad para realizar procesos y utilizar los conocimientos existentes para obtener resultados;
f) las actitudes describen la mentalidad y la disposición para actuar o reaccionar ante las ideas, las personas o las situaciones.

“…Se definen las competencias (clave) como una combinación de conocimientos, capacidades y actitudes”. Vamos, hemos vuelto a la LOGSE de 1990 en la que conocimientos (conceptos), capacidades y actitudes ya se contemplaban como eje vertebrador de los contenidos. Pa’ esto tanto.
Pero, ojo, que por si acaso alguno dice que conocimientos son “nosequécosa” mística, a renglón seguido Europa dice que los conocimientos “se componen de hechos y cifras, conceptos, ideas y teorías que ya están establecidos y apoyan la comprensión de un área o tema concretos”.
Nenes, HECHOS, CIFRAS (¿fechas?), CONCEPTOS…¿Podría quedar más claro?
Vamos, que en el siglo XIX no hubieran visto problema en bendecir esta definición.
Así que no toméis todavía la senda de los elefantes, aunque estad ojo avizor porque el problema existe y está en el empeño puesto en escamotear el sentido de las cosas (difícilmente podría Europa haber puesto por escrito otra cosa diferente a que la escuela está para aprender y que aprender es lo que es) con la interposición entre lo escrito y el ciudadano de una serie de pantallas de humo de la mano de gurús subvencionados y toda una serie de oráculos (prensa, etc.) que te dicen que “el sentido de la escuela será considerado como la parte contratante de la primera parte”, para ver si así lo que no ha habido más remedio que poner por escrito queda sin efecto.